Los helados también son para el Otoño
4 noviembre, 2018
Ver todo

Vinos de Albacete para no equivocarse en cualquier ocasión

De la máxima calidad y adaptados a los gustos de los consumidores actuales. Así son los vinos de Albacete, enmarcados en una región que es la tierra del vino por excelencia y que ha sabido liderar el cambio del sector vitivinícola para conquistar el mercado y conseguir el prestigio que, sin duda, sus vinos se merecen.

Albacete y sus municipios son sinónimo de vino y de viñedos, un producto que, además, refleja el carácter de una tierra que ha sabido ganarse el prestigio como la tierra del vino por excelencia. Tanto es así que esta región es el viñedo más extenso del mundo, gran parte de su superficie está cultivada con viñedos de distintas variedades de uva y que produce más de la mitad del vino que se elabora en España. Y esto no es nuevo. Cada una de sus provincias está ligada al cultivo del vino y cuentan con bodegas modernas e innovadoras que lideran el auge del sector. Y Albacete no es una excepción. La experiencia y el saber hacer de sus viticultores ha conseguido que los vinos albaceteños sean sinónimos de calidad y hayan obtenido gran reconocimiento tanto nacional como internacional, ya que es un producto que supera todos los marchamos de calidad.

Y es que ubicada en el corazón de la meseta sur española, esta tierra extensa y llana ha sabido ponerse al frente del profundo cambio que ha experimentado el sector vitivinícola español en los últimos años. En el conjunto de la comunidad manchega confluyen hasta doce denominaciones de origen vinícolas y los viñedos de Albacete pertenecen a seis denominaciones y pagos. Pero en la provincia, además, hay innumerables cooperativas y bodegas que elaboran sus productos con sello propio capaces de conquistar a los paladares más exigentes. Un gran número de productores que trabajan con el mismo objetivo: conseguir el reconocimiento de los consumidores, que han descubierto en estos el aliado perfecto para cualquier ocasión.

El sector del vino en Albacete

Las referencias a la calidad de los vinos albaceteños no son nuevas. Ya en su libro más universal, Don Quijote de La Mancha, Cervantes aludía en numerosas ocasiones a unos vinos que hoy en día son sinónimo de perfección y calidad. Tanto es así que los vinos de Albacete han recibido numerosos reconocimientos tanto a nivel regional como nacional e internacional. Y es que algunos de los vinos elaborados en esta provincia se han colado entre los mejores en premios y ‘rankings’ elaborados por expertos y consumidores de todo el mundo. En la actualidad, la provincia de Albacete cuenta con alrededor de 86.000 hectáreas de viñedo, pertenecientes a cerca de 13.000 familias, lo que supone un importante sector para la economía de la provincia, que ha vivido en los últimos tiempos un auge del turismo gracias al turismo enológico. Además, los vinos albaceteños llegan ya a casi cualquier parte del mundo, ya que el volumen de exportación de las bodegas de la provincia, según los datos que maneja su Diputación, supera ya los 100 millones de euros.

Su orografía, altitud, clima y tipo de suelo han favorecido la proliferación de viñedos con distintas variedades de uva para la elaboración de vinos tanto varietales como monovarietales de los que se extraen todas las cualidades de la uva. Unas uvas que han encontrado en estas tierras el mimo y el esmero necesario para desarrollar todo su potencial. Variedades tintas y blancas conviven en una tierra que lo ha dado todo para ofrecer a los amantes del buen vino opciones para cualquier momento y ocasión. Vinos tintos, rosados, blancos o espumosos se dan cita en la tierra del vino gracias a variedades de uva como airén, macabeo, perellada, chardonnay, sauvignon blanc, tempranillo, garnacha, syrah, graciano, pinot noir o cabernet sauvignon.

El vino de Dehesa de Luna

En pleno corazón del Campo de Montiel, tierra de buenos vinos, Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad ha sabido convertirse en un fiel reflejo del vino de la comarca. La apuesta por la naturaleza, la biodiversidad y la máxima calidad de sus productos es la mejor muestra de la filosofía que impregna los vinos de esta provincia, perfectos para cualquier ocasión. Y es que esta zona vitivinícola cuenta con bodegas como esta que ofrecen al mercado vinos de la máxima calidad elaborados con mimo para aportar un sello propio y un toque especial a cada momento. Unos vinos que se han impregnado de los aromas y características de una tierra óptima para el cultivo de la vid y mostrar al mundo la esencia de una tierra única. Esta idea cobra su máximo esplendor en Dehesa de Luna, donde sus viñedos, rodeados de 3.000 hectáreas de naturaleza crean vinos donde se aprecia el esmero con el que se cultivan y transforman sus uvas.

Vinos jóvenes para aperitivos, tapas o comidas informales, blancos y rosados frescos ligeros y muy refrescantes para cualquier momento del día o de la noche, tintos crianza para disfrutar en cualquier momento o espumosos y champanes de la máxima calidad para brindar en todo tipo de celebraciones y momentos especiales. Un amplio abanico de propuestas de calidad y a precios asequibles para llevar por todo el mundo una idea que ha calado en lo más hondo del sector y que ha sabido ganarse el reconocimiento de los consumidores. Y es que la calidad que se desprende al descorchar uno de estos vinos ha conquistado a los paladares más exigentes para hacer de Albacete, sus bodegas, su viñedo y sus vinos un producto de reconocido prestigio en cualquier parte del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *