Una vez que se acaba el verano, los aromas empiezan a cambiar y esto lo notaremos principalmente a la hora de comer y de beber. Durante la época del invierno aparecen ciertos alimentos, como calabazas, setas, u otros que son ideales para esta temporada y lo mismo ocurre con los vinos.

Si no sabes cómo elegir un buen vino para el otoño, te mostramos las mejores opciones:

  1. Garnacha tinta: Vinos elaborados a través un tipo de uva noble muy versátil. Y es que, en base a la elaboración que tenga, el sabor que puede conseguir será más o menos rústico.  Algunos de los vinos tintos más recomendados con esta uva son el Cérvoles o Les Terrassess.
  • Cariñena: Esta variedad de vino para el otoño es originaria de Aragón. Se caracteriza por tener una gran capacidad de envejecimiento. A partir de esta uva se elaboran vinos como el Miserere, Orto o Costers del Siurana.
  • Syrah: Esta variedad de uva se cultiva de forma sencilla, adaptada a prácticamente cualquier tipo de clima y temperatura. Dentro de este grupo destacamos el tinto Vallcorba de Raimat.

3 opciones de vino para el otoño que no dejará a nadie indiferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *