Elegir un buen vino puede ser algo complicado en un primer momento, ya que en el mercado hay un sinfín de marcas y variedades de uvas. Con unos simples consejos, podremos elegir sin complicaciones:

Región: Elige vinos de países que tengan un clima seco y cálido, ya que, según los expertos, suelen elaborar un tipo de producto con un mejor sabor y aroma.

Sellos de calidad: Antes de elegir un vino, busca etiquetas de organismos reguladores con terminologías como DOC, DOCG, DOCA, AC o DO. Todas estas etiquetas aluden a que el vino que las lleva siguen unos rigurosos controles de calidad.

Tamaño del corcho: Siempre y cuando sea posible, analiza el tamaño del corcho. En el caso de que tenga un tamaño largo, nos indica que estamos hablando de un vino que va a mejorar con el paso del tiempo, además de aguantar mucho mejor.

Cosecha: Averigua cuál es el año de la producción del vino. Por ejemplo, las condiciones climáticas que afectaron a un país en un momento determinado pueden afectar de forma positiva o negativa a esa cosecha.

Además de todo lo anterior, intenta probar el vino antes de decantarte por su compra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *